CURSO PARA EDUCADORES


Módulo 1

Enseñar a los estudiantes mayores: Desarrollo de una cultura de aprendizaje inclusiva

INTRODUCCIÓN:

Los enfoques tradicionales de aprendizaje utilizados para los jóvenes y basados en programas de estudio predeterminados y métodos de enseñanza instructivos, a menudo no son apropiados para los estudiantes adultos.
Las personas mayores se acercan al entorno educativo basándose en su experiencia de toda la vida, sus antecedentes, sus valores personales y sus estereotipos. Esto requiere que los educadores aporten un enfoque holístico a su aprendizaje. Así pues, la enseñanza de los alumnos adultos debe mejorar su autonomía y ofrecerles flexibilidad, libertad, un entorno educativo integrador y un enfoque adaptado a sus necesidades. 
El Instituto Nacional de Aprendizaje y Trabajo (Inglaterra y Gales), del Reino Unido, definió los siguientes mitos sobre las personas mayores y el aprendizaje[1]:
Mito 1: Las personas mayores no están interesadas en aprender
Estadísticamente, es menos probable que las personas mayores consideren la posibilidad de matricularse en un curso o de realizar un aprendizaje autónomo o semipresencial en comparación con los jóvenes. Sin embargo, esto no significa que no estén ansiosos por aprender cosas nuevas.
Los mayores estarán interesados en hacerlo de otras maneras y según sus preferencias personales. Por lo general, esto depende de lo que está a mano y es accesible en el mercado educativo. A algunos les gustaría unirse a un grupo, mientras que otros podrían preferir el aprendizaje autoiniciado a través de libros, documentales de televisión, artículos de revistas, emisiones de radio o Internet.
Mito 2: Las personas mayores no están interesadas en aprender nada nuevo
Hay un estereotipo común de que las personas mayores se inclinan a vivir en el pasado. Sin embargo, hay diferentes pruebas que muestran que muchos ancianos quieren emprender y apoyar nuevas cosas, para mantener su estado mental agudo, para hacer frente a nuevos desafíos, para establecer nuevas amistades o para hacer algo diferente con el tiempo libre adicional, que tienen después de la jubilación.
Mito 3: Las personas mayores no son capaces de aprender nada nuevo
Hay una idea preconcebida popular de que, con el envejecimiento, los cerebros de las personas se vuelven más lentos. Pero numerosas investigaciones científicas han demostrado que, independientemente de nuestra edad, cuanto más utilizamos nuestro cerebro, más podemos mantener nuestras habilidades mentales. Por lo tanto, mantener el cerebro ocupado con el aprendizaje de nuevas cosas o participar en actividades como hacer crucigramas, jugar a las cartas u otros juegos de palabras, etc. puede tener el mismo efecto positivo, como hacer ejercicio y ejercitar un músculo para mantener nuestro cuerpo en forma.

CONCEPTOS Y TERMINOLOGÍA PRINCIPALES

El aprendizaje no consiste sólo en adquirir una determinada habilidad o competencia, que nos permita mejorar nuestras actitudes profesionales o de desarrollo de carrera o de trabajo. También nos ayuda a mejorar nuestra vida y bienestar. De esta manera, el aprendizaje para las personas mayores les permite obtener estímulos mentales y emocionales y sentirse social y físicamente comprometidos.
Geragogía[2]
La geragogía se relaciona con el concepto de enseñar y aprender a las personas mayores. Normalmente se utiliza indistintamente con el término "gerontología educativa" y se centra en las necesidades educativas de los adultos mayores.
En teoría, la Geragogía se explica cómo:
  • actividades de enseñanza y aprendizaje para los ancianos, que fomentan su realización personal, les ayudan a mantener relaciones sociales con los demás y fortalecen su bienestar y el desarrollo de sus aptitudes;
  • estrategias de enseñanza y actividades de aprendizaje particulares que tienen como objetivo ayudar a los ancianos a mantenerse activos.
El concepto promueve la idea de que el aprendizaje en la edad adulta estimula el cambio social y desafía nuestros prejuicios, creencias y hábitos comunes relacionados con el envejecimiento activo.
El propósito de la geragogía y el aprendizaje en la edad adulta es ofrecer posibilidades a los mayores para sostener un mayor autocontrol personal y autonomía sobre sus actividades y vidas diarias, para así lograr una mayor satisfacción e independencia.
Debido a las características específicas de las personas mayores como estudiantes, los siguientes enfoques están en el centro de la geragogía:
  • enfoque centrado en la persona (el desarrollo o la retención de las capacidades mentales y físicas, la satisfacción con la vida, la participación independiente en una actividad significativa);
  • enfoque centrado en el compañero (responsabilidad social, compromiso y atención);
  • enfoque centrado en la materia (enfrentarse a nuevos desafíos en áreas personalmente significativas).
 
Marco teórico para la geragogía crítica (como se describe en Creech, A., & Hallam, S. (en prensa 2014). Critical geragogy: A framework for facilitating older learners in community music. London review of education. London Review of Education):
Este contexto de aprendizaje cambia el papel de los educadores de las personas mayores, ya que necesitan colaborar con los alumnos y fomentar su sentido de inclusión social y pertenencia a la comunidad. Así pues, los métodos de enseñanza y aprendizaje incluyen el uso activo del diálogo, los debates y la reflexión, así como la habilitación para expresar sus opiniones y puntos de vista. Esto estimula la apropiación de las experiencias de aprendizaje por parte de los alumnos adultos.   
Educación holística
La educación holística es definida por uno de sus pioneros - Ron Miller, como "una filosofía de educación basada en la premisa de que cada persona encuentra identidad, significado y propósito en la vida a través de las conexiones con la comunidad, el mundo natural y los valores humanitarios como la compasión y la paz". La educación holística tiene como objetivo despertar en las personas una intrínseca reverencia por la vida y un apasionado amor por el aprendizaje"[3].
Así, la educación holística fomenta la curiosidad humana natural y está vinculada al desarrollo de las habilidades y capacidades intelectuales, emocionales, artísticas, creativas y espirituales de un individuo. 
El propósito de los educadores holísticos es fomentar la capacidad de autorreflexión de los alumnos, en lugar de hacer que simplemente memoricen hechos y cifras. Al hacerlo, los educadores pueden utilizar experiencias de la vida real, acontecimientos actuales, diferentes formas de arte visual y narrativo y otras fuentes naturales de conocimiento en lugar de la mera información de los libros de texto.
Educación inclusiva
El principal objetivo de la educación inclusiva es crear y mantener un entorno de aprendizaje en el que todos los participantes se comprometan plenamente, estén abiertos a nuevas ideas y perspectivas, y se sientan respetados tanto por el educador como por sus compañeros.
Según la UNESCO, la educación inclusiva se considera "un proceso para abordar y responder a la diversidad de necesidades de todos los educandos mediante el aumento de la participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y la reducción de la exclusión de la educación y dentro de ella.”[4]
"Dentro de un enfoque de educación inclusiva, se fomentan entornos de aprendizaje donde se satisfacen las necesidades individuales y cada estudiante tiene la oportunidad de triunfar". - Clementina Acedo, directora de la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO
De esta manera, la educación inclusiva respeta la diversidad física, cognitiva, académica, social y emocional de los alumnos, permite su participación y considera la variedad de sus necesidades y preferencias. 
La enseñanza y el aprendizaje inclusivos también se centran en la diversidad cultural y las diferencias relacionadas con la identidad y las experiencias de los alumnos durante el proceso educativo. Así pues, fomentan la curiosidad de los alumnos y cuestionan continuamente sus prejuicios y estereotipos, que pueden obstaculizar la comprensión y reducir el compromiso y el sentido de la inclusión.
PARTE TEÓRICA:
  1. A) Importancia de la inclusión para los estudiantes adultos
El Instituto Nacional de Educación Continua para Adultos (NIACE), del Reino Unido, define los beneficios del aprendizaje para las personas mayores de la siguiente manera[5]:
  • Mejora la satisfacción de la vida y la confianza en sí mismos
  • Los que se dedican a las experiencias de aprendizaje cuentan que se sienten más satisfechos de sí mismos
  • Mejora la independencia, el autocontrol y las alternativas
  • Disminuye la sensación de dependencia de los demás
  • Aumenta el nivel de fuerza y capacidad para afrontar los retos de la vida cotidiana
  • Disminuye la sensación de depresión y los efectos de la demencia
  • Aumenta la disposición a participar en las actividades cotidianas.
Los resultados de un estudio sobre los estilos de aprendizaje preferidos de 172 adultos mayores del noreste de Georgia, publicados en “LEARNING STYLE PREFERENCES AMONG OLDER ADULTS” por Janet E. Truluck, Bradley C. Courtenay D. A. sugieren[6] que los adultos mayores están bastante uniformemente distribuidos en el catálogo de estilos de aprendizaje de Kolb (1985) - acomodador, asimilador y divergente, y que son menos los que prefieren el estilo convergente, que permite que el aprendizaje ocurra junto con el pensamiento y las actividades. Además, los resultados muestran que:
  • Una gran parte del grupo de 55 a 65 años prefirió el estilo de aprendizaje del acomodador (es decir, aprender a través de sentir y hacer cosas)
  • Una gran parte del grupo de 66 a 74 años prefirió el estilo divergente (es decir, aprender a través de sentir y ver las cosas)
  • Los mayores de 75 años preferían el estilo asimilador (es decir, aprender a través de pensar y ver las cosas)
Las prácticas educativas para los estudiantes adultos cumplen diferentes funciones sociales. Según el Consejo de las Artes de Inglaterra, Reino Unido (www.artscouncil.org.uk), el 76% de las personas mayores comparten que las artes y la cultura les hacen sentir felices y, por lo tanto, son importantes para ellos.
Los estudiantes adultos podrían participar en diferentes actividades culturales y sociales, entre ellas:
  • Las actividades musicales y las lecturas en grupo de novelas y poesía - Aprender a tocar un instrumento o participar en un coro hace que muchos estudiantes mayores participen en sus comunidades y amigos. La música y las lecturas en grupo pueden mejorar su salud mental y ayudarles a mantener la comunicación con los demás. A menudo, estos alumnos se dedican a proporcionar acompañamiento musical a eventos de caridad o a compañeros visitantes, que por alguna razón permanecen aislados en sus hogares o en centros de atención para personas mayores.
  • Actividades de arte y artesanía - Incluyen bellas artes, acuarela o pintura al pastel, toma de fotografías, fabricación de tarjetas, artesanía con agujas, alfarería, vidrieras, jardinería, etc. y podrían ayudar a los estudiantes adultos a ejercitar diferentes habilidades manuales, manteniendo así sus habilidades motoras finas y la coordinación entre manos y ojos.
  • Actividades de fotografía digital – Ayudan a los estudiantes adultos a realizar actividades creativas mientras utilizan herramientas y equipos de TIC y les permiten registrar diferentes eventos familiares o comunitarios. Los adultos mayores aprenden a cargar fotografías en sus propios smartphones u ordenadores, a incluirlas en grupos comunitarios en las redes sociales o a compartirlas con sus compañeros o familiares a través del correo electrónico u otras herramientas de colaboración online. Además, las personas mayores pueden hablar de las fotos con sus compañeros y mejorar sus habilidades de comunicación, presentación y pensamiento crítico. Esto podría ayudarles a superar el sentimiento de soledad y aislamiento social.
  • Danza – las actividades físicas que combinan la música y la danza pueden ayudar a las personas mayores a sentirse socialmente activas y conectadas con sus compañeros. Además, esto mejoraría su actividad física, sus habilidades motoras, su bienestar y su confianza.
Además, los logros de los estudiantes adultos podrían ser exhibidos mediante muestras, conciertos, exposiciones u otras formas de representación de su trabajo, que pueden ser vistas por familiares, amigos, vecinos, miembros de la comunidad o el público en general. Esto hace que los ancianos se comprometan socialmente y estén activos. 

 

  1. B) Creación de un entorno de aprendizaje inclusivo
Algunos consejos sobre cómo los educadores pueden crear un entorno de aprendizaje inclusivo:
  • Incluye contenido, materiales e ideas de aprendizaje diversos, basados en ejemplos particulares, ejercicios de lenguaje, entornos socioculturales e imágenes que reflejen la diversidad humana; anima a los alumnos a reflexionar críticamente sobre los principios históricos, literarios y de apreciación del arte, que se han desarrollado a lo largo del tiempo;
  • Establece reglas básicas de interacción entre los alumnos basadas en el respeto mutuo, tales como un marco en el que se compartan las ideas, se formulen preguntas y que todos tengan que responder con respecto a las opiniones y preguntas de los demás;
  • Conoce a tus alumnos tanto como sea posible, incluyendo sus perspectivas individuales, habilidades, antecedentes y experiencias, así como las ideas que traen al curso;
  • Halaga las preguntas, puntos de vista y comentarios de los demás alumnos. Cuando sea necesario, utiliza pistas verbales y no verbales para fomentar la participación y desafiar a los alumnos a profundizar y a pensar de forma crítica;
  • Fortalece la mentalidad de crecimiento de los alumnos, haciendo que "piensen en voz alta", que hagan preguntas y que busquen activamente ideas y perspectivas que difieran de las suyas;
  • Establece un entorno que anime a los alumnos a cometer errores, a utilizar respuestas incorrectas para indagar cómo llegó el alumno a él y a ayudarles a ellos y a todo el grupo a aprender al menos un enfoque para llegar a la respuesta correcta; fomenta un aprendizaje más profundo y permanece abierto a la posibilidad de que lo que inicialmente podría ser una respuesta incorrecta pueda en realidad aportar un entendimiento compartido y conducir a diferentes formas de responder a la pregunta.
A fin de garantizar un entorno de aprendizaje inclusivo para las personas mayores, los educadores pueden:
  • Aprovecha las experiencias de vida de las personas mayores – cada adulto tiene estrategias de aprendizaje y motivación bien desarrolladas, que ha utilizado durante toda su vida. Los educadores pueden beneficiarse de ellas y crear un entorno de aprendizaje seguro, donde las personas mayores pueden experimentar y compartir sus historias personales.
  • Aprecia los diferentes estilos de aprendizaje – los mayores tienen patrones de aprendizaje bien establecidos y los educadores necesitan adaptarse a ellos. Por lo general, prefieren la forma analítica de presentar los conocimientos teóricos y la gramática del idioma extranjero y necesitan tiempo para adaptarse a las prácticas orales espontáneas y a las comparaciones personales. Según una investigación (Postovsky, 1974; Winitz, 1981; J. Gary y N. Gary, 1981), los programas eficaces de enseñanza de idiomas para adultos son aquellos que utilizan materiales que proporcionan un mensaje interesante y fácilmente comprensible, ralentizan la práctica oral y se centran en el desarrollo de la capacidad de escucha, permiten cometer errores de habla y alientan a los alumnos a utilizar la cultura y el lenguaje no verbal en el aula. De esta manera, se crea un entorno de aprendizaje inclusivo, que apoya a las personas mayores.
  • Reconoce los desafíos a los que se enfrentan los estudiantes mayores– entre los desafíos comunes están los graves problemas personales, las enfermedades crónicas, otros problemas de salud y a veces mentales, la pérdida de audición, las deficiencias visuales, etc. Esto requiere que el entorno de aprendizaje se adapte a las personas mayores a través de, por ejemplo, la mezcla de ejercicios auditivos y presentaciones visuales del nuevo material, una buena iluminación del aula, la eliminación del ruido externo, etc. Otras cuestiones están relacionadas con el sentimiento de soledad y aislamiento social, que puede reflejarse en el retraimiento y la falta de voluntad para participar en actividades de grupo, o lo contrario - tendencia a dominar la conversación, ya que las actividades son vistas como una conexión con otras personas y el mundo exterior;
  • Construye la confianza de las personas mayores y ayudales a tener éxito– normalmente las personas mayores tienen maneras bien establecidas de hacer las cosas y tuvieron éxito en sus carreras y vidas profesionales. Esto a menudo los hace sensibles a la corrección de errores, especialmente cuando el educador es más joven. Los errores pueden irritarlos e incluso hacerlos retroceder de las actividades comunes. Para superar esto, los educadores deben ser positivos, animar a las personas mayores y centrarse en los progresos que han hecho, aunque no sean tan grandes.
REFERENCIAS:
 
ACTIVIDADES PRÁCTICAS:
  1. Lectura grupal de texto
Objetivos de aprendizaje:
  • Para ayudar a los estudiantes adultos a practicar sus habilidades de lectura y comunicación (en un idioma extranjero)
  • Para permitir a los estudiantes adultos practicar sus habilidades de memoria
  • Para animar a los mayores a interactuar con sus compañeros intercambiando opiniones y puntos de vista
  • Estimular a los estudiantes adultos a explorar nuevos aspectos de novelas o poemas conocidos
Duración: entre 45 y 60 minutos
Métodos educativos para utilizar:
  • Trabajo individual con el texto o párrafo seleccionado
  • Discusiones de grupo
  • Participación personal
  • Intercambio de ideas y perspectivas
Actividad:
  1. El educador selecciona un texto, un pasaje de una novela o un poema conocido. Si es necesario, los textos más largos pueden dividirse en secciones más cortas y utilizarse para varias actividades repetitivas;
  2. El educador desglosa el texto en frases / secciones, según el número de alumnos. La secuencia de las oraciones / secciones se anota de forma preliminar;
  3. El educador da los textos / pasajes a los alumnos. Cada alumno mayor recibe una frase/párrafo de todo el texto;
  4. Cada alumno tiene 10 minutos para mirar el texto y prepararse para leerlo en voz alta;
  5. Cada alumno adulto lee su frase/párrafo, de acuerdo con la secuencia anotada. Durante el ejercicio de lectura, los alumnos no pueden tomar notas, pero deben tratar de memorizar lo máximo posible de las partes que sus compañeros leen;
  6. Una vez leído el texto completo, el educador divide a los alumnos adultos en 3 o 4 grupos. Cada grupo tendrá de 10 a 15 minutos para reconstruir todo el texto, sin mirar sus partes ni preguntar a los representantes de otros grupos pequeños. Se puede animar a los alumnos a usar sus propias palabras al reconstruir el texto.
Si es necesario y dependiendo de los alumnos adultos, el educador puede preparar tarjetas con dibujos o imágenes relacionadas con el texto, para dar pistas a los alumnos y que logren reconstruir con éxito todo el texto.
  1. Todos los alumnos vuelven a todo el grupo para discutir todo el texto. Las posibles preguntas para el debate guiado podrían incluir:
    1. ¿Qué está pasando en el texto?
    2. ¿Qué puede ser importante para mí del texto?
    3. ¿Hay alguna relación entre el texto y mi propia vida?
    4. ¿Cuál es el punto de partida más importante de todo el texto?
    5. ¿Cambiarías algo en la trama / texto? Si es así, ¿qué sería? ¿Cómo afectará al final de la novela/poema?
    6. Análisis de fotografías
Objetivos de aprendizaje:
  • Para ayudar a los estudiantes adultos a practicar sus habilidades de comunicación (en un idioma extranjero)
  • Para motivar a los estudiantes adultos a practicar sus habilidades de memoria
  • Para animar a los mayores a interactuar con sus compañeros intercambiando opiniones y perspectivas
  • Para permitir a los estudiantes adultos practicar sus habilidades digitales
Duración: entre 45 y 60 minutos
Métodos educativos para utilizar:
  • Trabajo individual para la toma de una fotografía temática
  • Hacer preguntas
  • Debate de grupo
  • Compartir experiencias personales
  • Intercambio de ideas y perspectivas
  • Procesamiento de imágenes digitales
Actividad:
  1. El educador plantea un tema sobre el que cada alumno adulto debe tomar UNA fotografía digital (actividad de preparación);
  2. Cada alumno muestra su fotografía delante de todo el grupo sin explicarla;
  3. El grupo se divide en parejas y cada alumno coge la foto;
  4. En parejas, cada alumno tiene 2 minutos para presentar su fotografía delante de su compañero y explicarle cómo la imagen está relacionada con el tema. La tarea del compañero es memorizar tanto como sea posible de la explicación. NO se le permite hacer preguntas, tomar notas o pedir que se repita la explicación. Una vez que ambos compañeros presentan sus fotografías, cada uno tiene derecho a hacer DOS preguntas aclaratorias o afirmativas sobre la fotografía de su compañero;
  5. Una vez que las fotografías se presentan en parejas, todos los alumnos vuelven a todo el grupo. Cada alumno adulto debe presentar la fotografía de su compañero y explicar cómo se relaciona con el tema. Durante la presentación, el propietario de la fotografía no puede hacer ninguna corrección o aclaración;
  6. Una vez presentadas todas las fotografías, los propietarios de estas pueden añadir o corregir los pensamientos compartidos por sus compañeros, para expresar plenamente sus ideas;
  7. El educador mantiene un debate en grupo sobre cómo los estudiantes adultos abordaron la tarea. Las posibles preguntas podrían incluir:
    1. ¿Cómo decidiste qué fotografiar en la foto?
    2. ¿Pediste consejo a alguien?
    3. ¿Alguien te ayudó a tomar la foto?
    4. ¿Qué piensas sobre el tema y cómo se relaciona con tu vida?
    5. ¿Qué fue lo más difícil al tomar la foto?
    6. ¿Qué fue lo más desafiante al presentar tu fotografía a tu compañero?
    7. ¿Qué fue lo más difícil al presentar la fotografía de tu compañero frente a todos?
    8. ¿Qué fue lo más difícil al escuchar la presentación de tu fotografía por parte de otra persona?
  8. El educador recoge todas las fotografías y organiza una exposición. Si es conveniente, los alumnos adultos pueden votar cuál es la fotografía más potente, presenta mejor el tema, cuya presentación de la foto del compañero se acerque más a la idea original, etc.
 
EJERCICIOS INTERACTIVOS:
  1. A través del aprendizaje de las personas mayores (marca la que NO ES CORRECTA)
  • Mejoran la satisfacción de su vida y la confianza en sí mismos
  • Aumentan su sentimiento de dependencia de los demás
  • Reducen el riesgo de depresión
  • Aumentan su disposición a participar en las actividades cotidianas
  1. La mayoría de los estudiantes de 75 años o más prefieren aprender sintiendo y haciendo. Esta afirmación es verdadera o falsa
  2. Las actividades musicales ayudan a los estudiantes mayores a permanecer …………………… sus compañeros y comunidades. Llena el hueco: preferibles de / hostiles a / comprometidos con / desvinculados de
  3. Los debates en grupo de las fotografías tomadas por los estudiantes adultos pueden mejorar su (marca la respuesta CORRECTA):
    • Habilidades de comunicación
    • Habilidades de presentación
    • Habilidades de memoria
    • Todo lo anterior
  4. El entorno de aprendizaje inclusivo tolera que los alumnos cometan errores. La afirmación es verdadera o falsa
  5. Los sentimientos de soledad y aislamiento social pueden afectar a la disposición de los estudiantes mayores para participar en actividades de grupo. La afirmación es verdadera o falsa
  6. Los ejercicios de lectura en grupo animan a los alumnos adultos a (marcar la que NO ES CORRECTA)
    • Pensar en nuevos aspectos de novelas o poemas conocidos
    • Compartir sus propias ideas y perspectivas
    • Comunicarse con sus compañeros
    • Hacer mejores presentaciones

 

"El apoyo de la Comisión Europea a la producción de esta publicación no constituye un respaldo al contenido que, refleja únicamente las opiniones de los autores y la Comisión no puede ser considerada responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en ella."